Inicio Crónica Araure recuerda un rico pasado andaluz
Araure recuerda un rico pasado andaluz Correo electrónico

La gente dice Araure y piensa en sus casas viejas. Es un pasado que siempre ha caracterizado a una ciudad que hace tres siglos fue la segunda villa de españoles fundada en la antigua Capitanía General de Venezuela.

  

De la raíz aborigen, a la villa le quedó el nombre de la quebrada que aún vive bajo árboles centenarios y sombrías aguas. Pero se impuso lo español: Villa de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, desde que su fundador, el capuchino Fray Ildefonso de Zaragoza escogió a la Virgen  de las orillas del río Ebro como patrona de la nueva villa. Eso explica el marcado estilo andaluz de la Iglesia de Araure, declarada en 1955 Monumento Nacional. La raíz de este estilo está definida por su fachada de ladrillos en obra limpia, ordenados armoniosamente con la belleza del arte español que prevalece en Aragón, la tierra del fraile fundador. El uso del ladrillo en esta región de España tiene su pasado en la herencia que dejaron los moros en la cultura de la provincia hispana.

  

La magnificencia de la imponente Iglesia de Araure, deja entrever el rango que se había querido dar a la Villa de Araure desde el momento de su fundación ocurrida el 6 de Julio de 1694. Basta imaginarse el tamaño de la iglesia araureña en las inmensas sabanas de la región. Ella debió impresionar a los viajeros que venían por el camino real desde San Carlos hasta Guanare.

  

El resto de la población también fue edificado sobre una arquitectura notable. Las viejas casas de Araure eran altas y de grandes corredores con columnas levantadas sobre ladrillos de media luna que sostenían la techumbre de tejas. Debieron ser muchas las casas edificadas bajo el sueño que prometía una Villa de Españoles que estaba naciendo. Pero las escasas rentas de la agricultura local, como consecuencia del monopolio de la Compañía Guipuzcoana, han debido alejar a otras latitudes a algunos de los primeros pobladores de Araure. Esta era la queja de don Francisco Pérez Hurtado, Primera Autoridad  de la Villa en 1767, quien contó 50 casas en el área de influencia del casco de la española urbe ”la mayor parte de ellas arruinadas, sin gente las más...”.  Lo mismo observó Monseñor Mariano Martí en 1778, argumentando que mucho podría hacer la villa si la Compañía Guipuzcoana pagaba a los labriegos lo que les debía.

  

Este debió ser el espectáculo que el viajero francés Francisco Depons, registró en 1804 cuando escribió acerca de Araure: “Las casas nada tienen de notable, solo la iglesia es soberbia”. Es natural que no debió impresionarse con la arquitectura autóctona americana, por venir de un continente con una visión preconcebida de la construcción. La realidad es otra: Depons acaso no comprendió el esfuerzo del español por construir una arquitectura en América con los elementos de nuestra propia realidad. Así lo ha venido demostrando una nueva valoración de las artes realizada por los estudiosos del patrimonio edificado.

  

El especialista Carlos F. Duarte, por ejemplo, en sus estudios acerca de la arquitectura colonial venezolana, dignifica en sus publicaciones las edificaciones hispánicas araureñas, colocando como destacadas referencias fotografías de fachadas de casas que fueron demolidas en la década de los años sesenta. Es una verdadera lástima que las autoridades araureñas de entonces no hayan valorado nuestro rico pasado colonial, dejando perder numerosas casas con un alto valor arquitectónico y artístico.

  

En la actualidad, nos quedan muy pocas casas con rasgos de lo que fue nuestro pasado colonial hispano. Tres ejemplos son dignos de toda preservación: la fachada de la llamada Casa “El Trabuco”, en la calle 4, detrás de la manzana de la iglesia, con su rica mampostería española de arabescos y rizos; la Casa Colonial de la familia Sedek, en la Av. 23, donde cuenta la tradición que sirvió de hospedaje a El Libertador Simón Bolívar, así como la casa de la familia Colmenares-Unda, en la calle que sube hacia las Tres Cruces, mostrando los vestigios de un portal con arco de entrada de lo que debió ser una importante residencia.

  

De casas coloniales, no es mucho lo que nos queda. Pero es suficiente la fuerza de la tradición de los araureños por no dejar morir el recuerdo de lo que fue nuestro pasado hispano, representado magistralmente por la arquitectura de la Iglesia de Araure. De allí el empeño por reconstruir el casco histórico con un bulevar donde el ladrillo es el elemento integrador de un estilo y una arquitectura andaluza que se resiste al tiempo y se impone como modelo para el rescate y valoración de los elementos nobles.

  Dentro del gobierno Municipal, hasta mediados de la década del ochenta, el oficio del cronista había quedado supeditado.
 
¿Quién va a responder por el ecocidio de Curpa? Los diarios "Ultima Hora" y "El Regional" han sido generosos con una noticia que no debe, ni puede, pasar por debajo de la mesa para la historia de Portuguesa: al pie de la estatua del Gral. José Antonio Páez en Curpa, inmediatamente a un lado del museo en la semana del 10 al 15 de noviembre de 1997 fueron talados veinticinco árboles que no le hacían daño a nada ni a nadie, más que albergar fauna silvestre y dar sombra al histórico lugar donde nació el prócer.? Details...

Araure ya no es tanto Araure Bajo el militar gobierno de Pérez Jiménez, la prensa caraqueña de los años cincuenta recogía de la pluma del desaparecido poeta Carlos Gauna un elogio hacia la gestión que entonces desarrollaba en Araure como Presidente Municipal el hoy también desaparecido don Pedro Alcides Barrios. ? Details...

En Curpa no se quiso la Patria de Bolívar, sino los bolívares de la Patria."El ecocidio cometido en el Parque Curpa sirve una vez más para comprobar la decadencia que ha venido sufriendo el Patrimonio Cultural en el Estado Portuguesa. En los últimos años, dos de los sitios históricos que más nos identifican ante el país, no han servido sino como pretextos para el negocio y la pillería, tal como ocurrió con la venta de los terrenos de El Túmulo y la extravagante excavación ordenada por un gobernador en la Laguna de los Muertos".? Details...



Lo más leído

Últimos artículos

Wilfredo Bolívar

Hoja de vida
Crítica y comentarios
Medio ambiente
Videos
Audios
Galería

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy53
mod_vvisit_counterayer32
mod_vvisit_counterEsta semana122
mod_vvisit_counterEste mes1051
mod_vvisit_counterTotal125439

Copyright 2012. Todos los derechos reservados.
Powered by INTERVEN